estás leyendo...
Inglaterra, Portsmouth, Reino Unido

Notas desde Portsmouth

Siempre he visto la ciudad de Portsmouth como el lugar al que ir si estás interesado por la historia de la navegación, por las batallas navales o por los barcos en general. También el lugar al que ir si quieres coger un ferry a la isla de Wight, a Francia o al norte de España. Supongo que te tiene que llevar a ella algo relacionado con los barcos, la ciudad ha sido base de la marina durante la mayor parte de la historia de Inglaterra.

El sábado acabamos pasando el día allí aunque yo, en realidad, no estuviese interesada en barcos ni tampoco pretendiésemos coger ningún ferry (supongo que la visita a la isla de Wight debe esperar). Pero creo que aún así, la carga histórica del puerto pudo conmigo y fue un día mejor de lo que me esperaba.

Sé que lo que escriba no va a hacer justicia a la ciudad, pasamos todo el día en el puerto y no tuvimos tiempo de ver nada más. La excursión no hizo más que confirmar que todo en Portsmouth está relacionado con el mar y debería decir que para poder tener una mejor imagen de la ciudad habría necesitado un día más. Me quedé con las ganas de visitar la casa en la que nació Charles Dickens.

Llegamos a The Hard, el puerto de Porstmouth, en autobús ya que sigue siendo la forma más barata. Tardamos una hora y media, a pesar de que en el billete decía dos horas, y antes de llegar paramos en la zona desde la que salen los ferries  hacia distintos destinos.

Del puerto a la oficina de turismo que se encuentra justo al lado, de ahí al Historic Dockyard y, de ahí, ya no salimos sino hasta que se hizo hora de acercarnos otra vez a la estación de autobuses.

El Historic Dockyard ocupa toda la zona militar del puerto, en el que se encuentran anclados no sólo algunos de los barcos históricos de la marina inglesa sino sus barcos más recientes. Entre las fragatas, cargueros o portaviones actuales, se pueden visitar dos naves históricas: el HMS Warrior, de 1860, y el HMS Victory, el barco con el que el Almirante Nelson derrotó a las tropas españolas en Trafalgar  en 1805 y en el que murió (el lugar exacto de su muerte está señalado con una placa).

HMS Warrior

HMS Victory

La entrada cuesta 18,35 o 21,50 libras dependiendo de si se es estudiante o no, y comprende, además de la visita de los barcos, el museo dedicado a otro barco histórico, el Mary Rose, el Museo Nacional de la Marina, un crucero de unos 45 minutos por el puerto y otras atracciones más pequeñas relacionadas con la construcción de naves y del puerto de Portsmouth en general. El Mary Rose fue mandado construir por Enrique VIII, una reproducción de la imponente figura de éste te da la bienvenida a la entrada al museo, pero se hundió poco después de su construcción en las aguas frente a la salida del puerto de la ciudad. En los años 60, sus restos fueron recuperados y su museo muestra parte de ellos y parte de los trabajos para su recuperación.

La visita del Warrior, el guerrero, ya impresiona, nunca antes había estado dentro de un barco tan antiguo, pero la del Victory me dejó casi sin habla. El barco fue dejado en el lugar en el que se encuentra ahora en los años 20 porque se encontraba en un estado demasiado lamentable para seguir estando en uso. Con fondos benéficos se ha conseguido mantener con vida hasta ahora. Lo que más llama la atención de su interior son las diferentes condiciones en las que vivían oficiales y simples marineros, resulta increíble pensar en cómo vivían y dormían unos 800 hombres en todo ese espacio.  Pienso en hamacas y hamacas colgadas de todas partes, a veces con tan poco espacio entre ellas que los hombres debían tocarse al dormir, pero me es muy difícil imaginar las condiciones en las que esos hombres vivirían.

Portsmouth es, sin duda, el escaparate en el que se muestra el histórico poderío marítimo de este país. Pero no sólo es esa demostración de poder la que la persona que va allí se lleva a casa, sino que creo que es más bien la forma en cómo se mantienen y se protegen los restos de la historia en este lugar lo que más acaba llamando la atención.

Comentarios

2 comentarios en “Notas desde Portsmouth

  1. Eres una artista, que envidia me das…. (Javi)

    Mola (Ariana)

    Publicado por Ariana y Javi | 1 agosto, 2011, 7:09 PM

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Actualizaciones de Twitter

Únete a 6 seguidores más
A %d blogueros les gusta esto: