estás leyendo...
Estocolmo, Suecia

Notas desde Estocolmo

Durante un tiempo parecía que todo el mundo fuese a Estocolmo. Los billetes, a finales de agosto, estaban baratos y teníamos la perspectiva de un puente. Todo parecía fácil pero, como siempre, lo que parece fácil al final resulta no serlo tanto y tuvimos los problemas con el alojamiento que ya he contado. Ninguna habitación libre para el sábado, la ciudad estaba abarrotada de cardiólogos. La única opción que nos quedó, fue pasar la primera noche en un hotel de las afueras –Hotel Scandic Täby- y la segunda, en un barco anclado en los muelles de Södermaln.

Llegamos a Estocolmo por la mañana y, a medida que entramos en la ciudad, la luz fría del norte de Europa nos fue despertando. A los lados, nos rodeaban bosques de pinos frondosos como ya había visto en Oslo, formaban una capa verde y densa que se podía apreciar ya desde lo alto del avión. Casi podíamos sentir su olor. El verde nos llenaba los sentidos y nos empapaba de vida a pesar de sentir el frio fuera.

Era invierno en verano, sentíamos el frio a través de la chaqueta y sabíamos que no nos la íbamos a quitar en todo el viaje. Ciclistas a nuestro lado pedaleaban en ese esfuerzo de un sábado por la mañana aprovechando los últimos coletazos de buen tiempo.

El sol brillaba mientras intentaba relajarme, ir con el amanecer del día y pensar en el hombre borracho que, en la madrugada de la estación Victoria, huía asustado por el sonido de las ruedas de las maletas de los turistas en el pavimento. Estaba a la expectativa, desde el cielo se veían ya las islas del Archipiélago frente a Estocolmo y, al entrar en la ciudad, nos recibió el agua del Lago Mälaren y me di cuenta de que ya no nos iba a dejar. Me gusta el agua, me gustan las ciudades con agua, con mar, con rio, con agua. El agua imprime una personalidad propia a los lugares que baña.

Es difícil recordar ahora nuestros pasos por la ciudad. La memoria se confunde y, a veces, sólo quedan las conexiones hechas a partir de las fotografías.

El Palacio Real y Gamla Stan, el centro histórico de la ciudad, la península que parece anclada en el pasado y que llama la atención con sus edificios de colores. Perderse entre callejuelas y tiendas remotas. El ayuntamiento y el lugar donde se realiza cada año la ceremonia de los premios Nobel. Comer salmón frio en una terraza en la que el camarero nos decía que no entendía cómo la gente aguantaba fuera con el clima que hacía.

Pero el clima, al fin y al cabo, no se portó tan mal. De vez en cuando, algunos rayos de sol calentaban el cuerpo y brillaban al chocar contra la acera. La gente se sentaba a comer en la calle, a tomar café y pastas en esa pausa que los suecos llaman “fica”.

Sabíamos que el fin de semana se iba a acabar pronto y andábamos arriba y abajo por el Estocolmo viejo, entonces repleto de carteles de unas próximas elecciones. Nos tomamos una cerveza en la zona de bares de Södermaln pero, después de lo que habíamos visto, la zona nos pareció demasiado deprimida. Saltamos a la isla de Djurgården y, allí visitamos los impresionantes restos del barco Vasa que se hundió el día de su botadura, en 1628.

Pero la vuelta a Londres no tardó en llegar y, nada más bajar del avión, entre turistas con ropas de verano provenientes del sur de Europa, empecé ya a echar de menos la belleza de la capital sueca.

Comentarios

5 comentarios en “Notas desde Estocolmo

  1. Increíble Estocolmo, probablemente sea mi ciudad favorita del norte de Europa. Gracias por la referencia a mi blog 😀

    Publicado por Pau | 13 agosto, 2011, 10:56 AM
  2. ¡Otro que se apunta a la belleza que desprende Estocolmo!

    Muchas gracias por la referencia a Viajeros Blog 😉

    Un saludo.

    Publicado por Juan F. Rodríguez | 21 septiembre, 2011, 7:53 AM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Notas sobre dormir en un barco en Estocolmo « Notas desde algún lugar - 2 septiembre, 2011

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Actualizaciones de Twitter

Únete a 6 seguidores más
A %d blogueros les gusta esto: