estás leyendo...
Inglaterra, Londres, Reino Unido

Notas desde el centro comercial Westfield London

Cada vez me gusta menos ir de compras. Evito el tener que encontrarme en cualquier zona de tiendas a horas que sé que va a haber mucha gente, aunque en Londres eso no importe y haya siempre gente aunque se trate de un lunes a primera hora de la mañana. Para mí, el mejor invento es el poder comprar online, sentada frente al ordenador, sin sudar y sin pegarte con la gente que tienes alrededor.

Pero la semana pasada, tras la apertura del nuevo centro comercial Westfield en Stratford –ahora mismo el centro comercial más grande de Europa y pegado a lo que es la Villa Olímpica-, estuve pensando que, después de todo el tiempo que llevo en Londres, ni siquiera conozco el primer Westfield en Shepherd’s Bush. Y eso que no está demasiado lejos de mi casa y que, durante casi cuatro meses, estuve pasando continuamente por delante del centro comercial para ir y volver del trabajo.

Así que, este fin de semana, rodeada por la publicidad de la apertura de Westfield Stratford y el original video sobre la evolución de la moda en los últimos cien años que se ha creado para la ocasión, intenté remediar eso.

Más que la intención de comprar, tenía la intención de salir a comer algo y, de paso, ver el edificio para que no se me quede cara de tonta cuando alguien no se cree que aún no haya estado. También me parecía que, si algún día me acerco al Westfield de Stratford, en el este de Londres, debería conocer primero el que construyeron en primer lugar.

La salida de la estación de Shepherd’s Bush está repleta de gente, igual que las entradas al centro comercial y los restaurantes en primera línea. Hace sol y la gente se sienta fuera, la explanada está separada de la calle por un jardín vertical y fuentes de agua. Una vez dentro, no parece haber tanta gente pero creo que es sólo porque los pasillos y el espacio entre las tiendas son enormes. El techo de cristal deja entrar la luz natural y allí, para quien quiera tenerlo todo a mano, están representadas todas las tiendas que se pueden encontrar por las calles de Londres. Tiendas de todos los precios y tiendas de lujo que se concentran en The Village.

En Westfield hay también un montón de restaurantes con cocinas provenientes de todas partes del mundo. Acabamos comiendo una hamburguesa en The gourmet burguer kitchen, donde a las recetas de hamburguesas ya preparadas se pueden añadir los ingredientes que prefieras. Acabo con una hamburguesa de bacon, aguacate, ensalada y queso de cabra, que resulta ser queso rebozado y frito con lo que el tamaño de la hamburguesa es bastante considerable.

Regresamos a casa sin haber comprado nada pero me doy cuenta de que Westfield no sólo es una opción para ir de compras, qué la es y muy importante, sino que también es una opción para salir a cenar fuera o simplemente ir al cine. Es eso lo que me puede hacer regresar en el futuro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Actualizaciones de Twitter

Únete a 6 seguidores más
A %d blogueros les gusta esto: